Caldos sin alérgenos, sin aceite de palma y sin edulcorantes artificiales

12-01-2018 | Noticias, Productos, productos nuevos

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»9325″ img_size=»large» css_animation=»fadeIn»][vc_column_text css_animation=»fadeIn»]Hoy en día son muchas las intolerancias y alergias a ciertos alimentos y esto muchas veces delimita la elaboración de muchos platos ya que muchos de los ingredientes contiene alguno de los 14 alérgenos o puede llevar trazas de estos. Por ello os presentamos los caldos sin alérgenos ideales para cualquier elaboración y sin tener que preocuparse por la presencia de algún alérgeno.

Este producto es ideal para comedores escolares, residencias, colectividades y catering ya que los menús que se elaboran son muy grandes y para muchas personas por lo que con estos caldos no tendremos que estar pendientes de si contiene o no algún alérgeno.

Por si fuera poco además de ser caldos libres de alérgenos no contienen aceite de palma. El perfil en ácidos grasos saturados de este aceite es, desde hace mucho tiempo, considerado como poco saludable y por lo tanto como poco recomendable. Este aceite es muy utilizado a la hora de fabricar productos procesados, y hay una justificación para explicar su uso masivo: es muy económico comparado con grasas y aceites de otro origen, y además es muy versátil. Una de las características más apreciadas por la industria es su temperatura de fusión, que le hace permanecer sólido a temperatura ambiente manteniendo al mismo tiempo una textura sedosa y untuosa. Por esta razón se emplea con generosidad en una gran variedad de productos procesados. Permanece sólido, mantiene la forma del producto y cuando se introduce en la boca funde de forma agradable. Se le podrían encontrar sustitutos (por ejemplo aceite de soja, otros aceites hidrogenados o manteca de coco) pero no son tan económicos como los derivados del aceite de palma.

Y por último, estos caldos, no contiene aditivos artificiales. Los aditivos alimentarios son todas aquellas sustancias naturales o artificiales que son agregadas a los alimentos a fin de preservar o intensificar sus cualidades, ya sea conservándolas de la acción de microorganismos, realzando su gusto, su color o mejorando su textura. Siempre se intenta agregar aditivos natural, sin agregados artificiales, estos alimentos orgánicos no contienen químicos, ni aditivos, ni conservantes; por lo tanto conservan su aroma, color y  sabor auténtico.

Estos preparados de caldos son en formato de 1 Kg y los tenemos en 4 sabores:

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Más noticias

Share This