Los frutos secos y sus propiedades

04-08-2017 | Alimentacion equilibrada, Consejos, Noticias, Productos

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»9054″ img_size=»large» css_animation=»fadeIn»][vc_column_text css_animation=»fadeIn»]Los frutos secos son aquellas frutas que poseen escasa proporción de agua en su composición y además, tienen una alta concentración energética. Son excelentes para combatir el estrés y poseen alta densidad calórica, proteínas y vitaminas. Existe el mito de pensar que los frutos secos engordan por su alto contenido energético, pero obvian que son alimentos que están llenos de nutrientes beneficiosos para el organismo, por lo que tomados en las cantidades adecuadas pueden ser muy buenos para la salud.

 

Propiedades de los frutos secos

Entre las propiedades nutricionales que destacan en los frutos secos podemos destacar:

  • Son ricos en grasas saludables.A los frutos secos se les atribuyen propiedades cardiosaludables por tener un alto contenido en grasas mono- y poliinsaturadas, destacando el ácido oleico, el linoleico (omega 6) y linolénico (omega 3). Estos últimos son ácidos grasos esenciales para el organismo.
  • Son fuente de minerales. Aportan magnesio, fósforo, calcio, potasio, hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio, con propiedades antioxidantes.
  • Es importante su gran aporte en vitaminas. Constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E, también con carácter antioxidante.
  • Aportan proteína vegetal.
  • Son ricos en fibra. Su consumo ayuda a controlar el apetito y a regular el tránsito intestinal. También se asocia a una disminución de los niveles de colesterol al interferir en su absorción a nivel intestinal.


 

Ideas para incorporarlos a tu día a día

En José Rodrigo e hijos disponemos de una gran variedad de frutos secos (avellanas, almendras, nueces, cacahuetes, pistachos, pipas de calabaza) tanto crudos, fritos como salados. La forma más saludable de tomarlos es sin freír ni salar. Incorporarlo en el día a día es menos complicado de los que parece. A continuación te mostramos varias opciones:

  • A modo de aperitivos o snacks entre horas, la ración idónea sería un puñadito de frutos secos, unos 20-30 gramos.
  • Añadiendo nueces o almendras picadas a un yogur o tazón de leche para el desayuno o merienda.
  • Incluyendo frutos secos como los piñones o cacahuates a una salsa para pastas, como puede ser la salsa de pesto.
  • También pueden ser la fuente de grasas de las ensaladas o formar parte de un pan.
  • Utilizarlo para rebozar la carne o pescado, consistiría en picar los frutos secos finamente y rebozarcon ellos junto al pan rallado (si se desea) la carne o pescado.
  • Y también podemos incorporarlos en recetas dulces como por ejemplo en la elaboración de galletas o barritas.

Como habéis podido observar son muy versátiles ya que no requieren condiciones especiales para conservarse y pueden utilizarse en tanto en preparaciones saladas o dulces y frías o calientes, por ello, debemos incorporar frutos secos a la dieta y beneficiarnos de sus grandes propiedades nutricionales.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Más noticias

Share This