Menús escolares. Requisitos nutricionales, estructura y composición.

13-09-2017 | Alimentacion equilibrada, Noticias

[vc_row][vc_column][vc_column_text css_animation=»fadeIn»]La semana pasado hablamos de la vuelta a la rutina y esta semana le toca a lo más peques. El lunes se iniciaron las clases de nuevo, y los niños y niñas vuelven a ocupar las aulas. Los colegios vuelven a llenarse y los comedores escolares se ponen en funcionamiento. En José Rodrigo e hijos servimos a muchos colegios y sabemos que con nuestros productos se crean y ofrecen menús equilibrados, sanos y de calidad adecuados a las necesidades nutricionales de los alumnos. A continuación, os mostramos como deben ser los menús escolares según  la Guía de comedores escolares, Grupo Perseo, Ministerio de sanidad.

Requisitos nutricionales

  • La comida del mediodía deberá aportar alrededor de un 35% de la energía total de las necesidades diarias.
  • El perfil calórico debe calcularse teniendo en cuenta la ingesta de todo el día, por lo que se pueden permitir en el menú escolar pequeñas desviaciones, ya que éste representa sólo una comida.
  • De forma general, se recomienda que el contenido de grasa del menú se adecue de forma que no aporten más del 30-35% de la energía total (y las grasas saturadas no deben aportar más de 10% de la energía total del menú), las proteínas proporcionen un 12-15% del contenido calórico y el porcentaje restante (50-55%) provenga de los hidratos de carbono.
  • La dieta de los escolares debe ajustarse a las recomendaciones de energía y nutrientes. Su contenido de micronutrientes, minerales y vitaminas se calculará para un periodo de 15 días, procurando el consumo diario de todos los grupos de alimentos, de forma que asegure un buen aporte diario de nutrientes. En cuanto a la energía, hidratos de carbono, grasas y proteínas, deben mantenerse en los niveles recomendados a diario.
  • Los menús tratarán de diseñarse teniendo en cuenta la cantidad de nutriente por unidad de energía, de forma que lo que aporten sea suficiente para hacer frente a las necesidades de minerales y vitaminas del estrato de edad y sexo con menor necesidad energética. Es fundamental asegurar el aporte de proteínas, calcio, hierro y vitamina A.

 

Estructura ideal del menú escolar

Un menú saludable debe incluir, como base del primer plato o como guarnición del segundo, algún alimento de estos dos grupos:

  • Verduras y hortalizas
  • Patatas, pasta, arroz, legumbres, maíz, etc.

Un segundo plato alternando carne, pescados y huevos, que irá acompañado de una de las guarniciones mencionadas.

El postre será una pieza de fruta y, como complemento, se podrá incluir un lácteo. Los zumos de fruta o las frutas en almíbar no deben sustituir a las frutas enteras, que serán el postre habitual.

La comida va acompañada de pan (preferiblemente integral) y agua.

Para la elaboración de los menús se deben utilizar preferentemente aceites vegetales monoinsaturados como es el caso de nuestro querido aceite de oliva.

El menú debe estar compuesto preferentemente de alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales, patatas, verduras, leguminosas, etc.) y si son integrales aun mucho mejor, porque son una importante fuente de fibra y nutrientes, necesarios para conseguir dietas con alta densidad de vitaminas y minerales.

Se debe controlar el tamaño de las raciones y los ingredientes dentro del plato para que se pueda consumir la totalidad del menú y no se quede exclusivamente en el consumo de aquello que gusta.

 

 

Composición y variedad de los menús escolares  

La frecuencia de consumo de cada uno de los grupos de los alimentos en el menú escolar debería seguir este patrón:

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Más noticias

Share This