¿Cómo hacer tu establecimiento más sostenible?

18-02-2020 | Consejos, Noticias

Todos podemos actuar contra el cambio climático. ¡Es muy sencillo! A continuación te dejamos algunas sencillas acciones para convertir tu establecimiento en un espacio verde.

  1. Energía

El uso de energía produce importantes emisiones de CO2  pero podemos transformar la situación simplemente cambiando nuestros hábitos de consumo o aplicando nuevas tecnologías y procesos.

  • Sistemas de iluminación. Aprovecha la luz natural. Puedes eliminar luces innecesarias, incluir más interruptores o instalar sistemas de detección en los baños o en tu almacén.
  • Ahorro de energía. Utilizar el sistema de ahorro de energía de los equipos electrónicos y recuerda que el stand by consume energía.
  • Moderniza tus equipos y ahorraras. Cambia la iluminación a LED, usa electrodomésticos y equipos electrónicos de la clase energética más alta y realiza un mantenimiento adecuado de los sistemas eléctricos.
  • Tapa las ollas. Cocinar con la tapa ahorra hasta un 25% de energía. Si escoges el tamaño adecuado, puedes llegar a reducir el consumo un 90%.
  • Ajusta las temperaturas. Mantén el termostato entre 19ºC y 21ºC en invierno y entre 24ºC y 26ºC en verano. La temperatura ideal de la nevera es 5 ºC y la del congelador -18 ºC.

2. Agua

Un simple gesto puede ahorrar millones de litros anuales. Descubre cómo puedes sumarte al cuidado del bien más preciado y ayúdanos a difundirlo para garantizar la sostenibilidad de las generaciones futuras.

  • Baja el caudal. Coloca sistemas limitadores del caudal. La instalación de tecnologías eficientes en los puntos de consumo de agua de los edificios puede reducir el consumo un 50%.
  • ¡Cierra el grifo! ¿Descongelas o limpias los alimentos bajo el agua corriente? A veces es tan fácil cómo cerrar el grifo y pensar en otra forma de hacer las cosas.
  • Sistema de doble carga. Seguro que el servicio es uno de los lugares más visitados en tu establecimiento. Los sistemas de doble descarga permiten ahorrar hasta un 60% de agua.
  • Facilita la limpieza. Si previenes la suciedad en tu local podrás sustituir una limpieza a fondo por un sistema de limpieza continua, que te ayudará a ahorrar agua.

3. Recursos

Cada vez que compras puedes actuar #PorElClima. Si quieres reducir tu huella ambiental, empieza con la lista de la compra: elige productos verdes o reciclados y favorece a los proveedores más comprometidos con el planeta.

  • Pásate a los retornables. Pide a tu proveedor envases retornables y apuesta por el eco-diseño. Reducir y optimizar el empaquetado nos permite ahorrar costes de almacenamiento, de transporte y uso de energía y materias primas.
  • Evita los gasesfluorados. Muchos equipos de frío producen gases fluorados, que son generadores del calentamiento global. Moderniza tus equipos de refrigeración y ten en cuenta las emisiones que generan.
  • De origen local y ecológicos. El impacto para el clima de la producción local es, como mínimo, 5 veces menor que la producción deslocalizada. Además de reducir la huella de carbono de los productos, favoreces la economía local.
  • Utiliza materiales reciclados. El consumo de productos realizados con materiales reciclados tiene un menor impacto en el medio ambiente durante todo su ciclo de vida.

4. Residuos

Uno de los mayores focos de contaminación de un establecimiento son los residuos. Cuidar el clima supone reducir la generación de residuos y procurar el adecuado tratamiento y recuperación de los mismos. Reduciendo los residuos, reducimos las emisiones.

  • Separa los residuos orgánicos. Esos residuos valen mucho más de lo que crees. Además de generar compost, pueden generar biogás para obtener energía eléctrica y térmica.
  • Separa y recicla. Por cada botella de vidrio que se recicla se ahorra la energía necesaria para tener un televisor encendido durante 3 horas.
  • Di no a los materiales de usar y tirar. Platos, manteles, servilletas… utiliza productos que puedas reutilizar. Si aún no te atreves, apuesta por aquellos realizados con materiales reutilizados o ecológicos.
  • Evita el desperdicio de alimentos.Además de reducir tus emisiones, reducirás el gasto en alimentos.Puedes ofrecer medias raciones o fomentar que los clientes se lleven su ‘doggy bag’.

5. Movilidad

Al desplazarnos para acudir al centro de trabajo, para comprar los suministros o para servir los productos del establecimiento, podemos ayudar a reducir las emisiones de CO2. Todo depende del cómo te muevas.

  • Simplifica la logística. ¿Has revisado los trayectos que realizas para comprar o entregar tus productos? Optimiza las rutas de transporte y empieza a ahorrar.
  • Proveedores verdes. Elige a proveedores que apuesten por moverse de forma sostenible: con flotas más eficientes, logística optimizada… ¡Ofrécelo a tus clientes como valor añadido! Por ejemplo, si les pides un taxi, asegúrate de que sea eléctrico.
  • Promueve la movilidad sostenible. Promueve que tus clientes y empleados cambien su forma de moverse. Puedes fomentar el uso del transporte público, el coche compartido u ofrecer ventajas a quienes acudan en un vehículo híbrido o eléctrico.

6. Huella de Carbono

Calcular tu huella de carbono te hace consciente del impacto que generas y te permite desarrollar las acciones necesarias para cuidar el clima.

  • Calcula tu huella de carbono. Conoce las emisiones de CO2 que son responsabilidad directa de tu establecimiento, producto o eventos.
  • Borra tu huella de carbono. Te atreves a ser “neutro en carbono”.Sé más eficiente para reducir tus emisiones y compénsalas con aportaciones voluntarias a proyectos medioambientales.

Más noticias

Share This